Página principalContactarMapa de la webEnlacesBúsquedasGalería de fotos
turismosobrarbe.comComarca de Sobrarbe

La Comarca

Por valles y zonas

Valle de La Fueva

Al sur de Sierra Ferrera se ubica el valle de La Fueva, una hoya de orografía muy distinta al resto de valles. Flanqueada por sierras, abundan las zonas llanas, idóneas para la agricultura y la ganadería. Se trata de la mayor planitud de Sobrarbe.


El Valle de La Fueva abarca dos municipios, con más de una veintena de pueblos habitados. Son en su mayoría pequeños núcleos -en ocasiones tan sólo unas casas- desperdigados por toda su extensión. El sector primario ha sido y es la principal actividad económica de estos pueblos, favorecida por un terreno llano y un clima más suave que en los valles altos de la comarca.




Antes de adentrarse en La Fueva, en Arro se observan desde la misma carretera dos casas fortificadas que nos anuncian un territorio donde muchos de sus pueblos han conservado de forma notable la arquitectura tradicional.




En Tierrantona,cabecera del valle, se concentran la mayoría de los servicios. Entre sus edificios de líneas actuales destacan la iglesia de la Asunción y la Casa del Médico, ambos del siglo XVI.

Como edificios más significativos de La Fueva podemos mencionar Casa Mur en Aluján, una magnífica casa solariega del siglo XVI con un torreón cilíndrico y dos rectangulares con matacanes y el oratorio de San Juan (s XVII) en Humo de Rañín, así como varias casas con aspilleras. Del castillo de Morillo de Monclús sólo quedan unos restos, mereciendo una visita su iglesia y su torreón, del siglo XVII.




Troncedo es un interesante conjunto urbano que conserva el sabor de antes y desde donde se pueden disfrutar de unas magníficas panorámicas de todo el valle. Conserva su iglesia del siglo XII y los restos de un recinto fortificado con torreón.






En San Juan de Toledo, su iglesia, declarada Bien de Interés Cultural, es un magnífico edificio de estilo románico lombardo que alberga en su interior un colorista repertorio de pintura mural fechada en 1599.





Mención especial merece el pueblo fortificado de Muro de Roda, catalogado Monumento Histórico Nacional, y al que se accede por una pista que arranca desde Tierrantona. Esta construcción, de carácter defensivo y de tipología medieval, es uno de los conjuntos más espectaculares de la provincia de Huesca.






Se trata de un recinto amurallado construido en el siglo XII que servía de refugio a habitantes y animales de las aldeas vecinas. Jugó un importante papel en el sistema defensivo de Sobrarbe, pues desde aquí se tiene contacto visual con gran número de construcciones defensivas de la zona.

En uno de sus extremos está la hermosa iglesia románica de Santa María (s. XII), de nave única con tres ábsides, cripta, y torreón almenado del siglo XVIII. De la torre original sólo se conserva la base, junto al exterior de los ábsides. Resultan interesantes las lápidas del suelo de la nave, tanto por sus inscripciones como por sus reducidas dimensiones.





En el otro extremo del recinto se acopla a la muralla la capilla de Santa Bárbara, del siglo XVI, edificio mucho más modesto que el anterior. En el exterior de la muralla se alza la ermita de San Bartolomé, sencilla construcción del siglo XI con un pequeño claustro.


Notas/curiosidades:
En 1997 se halló el acta de consagración de la iglesia de Muro de Roda, fechada en el siglo XII.