Página principalContactarMapa de la webEnlacesBúsquedasGalería de fotos
turismosobrarbe.comComarca de Sobrarbe

Naturaleza

Geoparque de Sobrarbe

Minería en el Geparque




Desde la prehistoria hasta mediados del siglo XX se han codiciado los tesoros del subsuelo de los Altos Valles del río Cinca: el hierro, la plata y el plomo, entre otros minerales de interés económico. En la actualidad apenas si sobreviven algunos restos de las instalaciones, testimonios mudos que delatan un rico patrimonio minero.
En la producción de plata y plomo destacaron las minas de la Sierra de Liena y del Monte Ruego, mientras que el mejor hierro se extrajo del Monte Mener.





Estos minerales se concentran en filones, nombre que reciben las acumulaciones de minerales en fracturas del terreno. Estos depósitos se formaron por la circulación subterránea de agua caliente que transportaba los metales en disolución.

La historia geológica de la región nos relata la formación de las fracturas y la circulación del agua caliente. Hace millones de años, durante la Era Mesozoica, se produjo un estiramiento de la corteza terrestre, provocando las fracturas y el aumento de la temperatura subterránea que calentó y puso en movimiento el agua que empapaba los estratos rocosos. El agua arrastró a su paso las partículas de metales dispersas que contenían estas rocas y las transportó hasta las grietas y fracturas, donde quedaron acumuladas al enfriarse el fluido. Es interesante observar que los distintos minerales no se mezclaron puesto que aparecen formando capas separadas.




Puedes descargarte esta imagen