Página principalContactarMapa de la webEnlacesBúsquedasGalería de fotos
turismosobrarbe.comComarca de Sobrarbe

Naturaleza

Fauna

Fauna

La fauna que puebla el territorio de la comarca es sorprendente y sobresaliente. Podemos hablar de una gran variedad de especies acordes al gran número de habitats que nos encontramos. Un buen número de estas especies han encontrado en estos valles uno de sus últimos refugios.

Entre las aves debemos destacar el Quebrantahuesos, que como su nombre indica se alimenta de los huesos de cadáveres de animales que rompe lanzándolos contra las rocas. Casi extinguido en años anteriores, hoy encontramos en Sobrarbe una de las mejores poblaciones de Europa. Otras carroñeras y rapaces como el buitre leonado o común, el alimoche, águila real, calzada o culebrera, el halcón peregrino, el milano etc. será fácil observarlas.



Entre las aves rapaces nocturnas debemos nombrar el cárabo, el búho real y chico, el mochuelo boreal, las lechuzas...También podremos disfrutar de multitud de pájaros de menor tamaño (carboneros, herrerillos, pinzones, mirlos, reyezuelos, martín pescador, mirlo acuático, lavanderas, aviones, trepadores azules, pájaros carpinteros etc). Más esquivo será el urogallo, fuertemente amenazado o la perdiz nival.

Entre los mamíferos más representativos señalaremos el sarrio o rebeco, que trepa con facilidad por las abruptas pendientes montañosas; o los corzos, jabalíes, ciervos, zorros, que habitan en zonas más boscosas. Las marmotas, prolíferos roedores de entre 3 y 5 kilos, se han instalado en pedrizas y laderas de los valles y avisan con su característico silbido a toda la colonia de posibles intrusos.

El desmán de los pirineos y la nutria pueblan cada vez más los grandes ríos de Sobrarbe, además de los anfibios (sapos, ranas, salamandras...) entre los que encontramos dos especies endémicas: el tritón pirenaico, que frecuenta los ibones y barrancos pirenaicos y la rana pirenaica, descubierta en 1990.

Destacamos otros animales de menor tamaño como: murciélagos, musarañas, conejos, liebres, ardillas, lirones, topillos, etc.

El único reptil peligroso es la víbora áspid, puesto que el resto (culebras verdiamarillas, viperinas o de agua: el lagarto verde o lagartija roquera) son inofensivos.