Página principalContactarMapa de la webEnlacesBúsquedasGalería de fotos
turismosobrarbe.comComarca de Sobrarbe

Patrimonio Cultural

Arquitectura tradicional y conjuntos

Conjunto de Mediano

Mediano es una localidad del municipio de La Fueva que en la actualidad se encuentra atravesada por el eje de la carretera A-138, a 16 km. de Aínsa y a 38km. de Barbastro.

En el año 1969 fue inundado tras la creación del embalse de Mediano, que cubrió la práctica totalidad de su casco urbano, su puente, esconjuradero e iglesia.




El abandono obligado de la mayor parte de su población, se unió a la tendencia despobladora generalizada del momento y ocasionó un drástico descenso de la densidad de población.

La iglesia de la Asunción, la torre y el esconjuradero fueron construidos en el extremo meridional del pueblo, sobre el borde de la terraza natural entre el río Cinca y el barranco afluente. El Puente del Diablo se ubicaba en las proximidades del pueblo, junto a la presa de Mediano.





ALGUNOS DATOS PARA SU HISTORIA


El origen de la población de Mediano se remonta a la Edad Media. Tal y como recoge A. Ubieto , en 1394 la propiedad de la tierra era de realengo.

El 20 de abril de 1458 Juan II de Aragón ordenó que se ocupase el castillo de Mediano mientras durasen los pleitos entre Felipe de Castro y Pedro Larraz.

El 31 de julio de 1460 Juan II de Aragón vendió Mediano a Rodrigo de Rebolledo.

Entre 1488 y 1495 perteneció a la Sobrecullida de Barbastro.

En 1610 Mediano era cabeza de la baronía de Monclús.

En 1646 pertenecía a la Sobrecullida de Barbastro. Posteriormente (1711-1833) pasó a formar parte del Corregimiento de Barbastro, como Mediano y Arasanz.

En 1834 se convierte en Ayuntamiento, perteneciente al Partido Judicial de Boltaña. Once años después se le unen Arasanz y Samitier. Finalmente, en 1970 se une al ayuntamiento de La Fueva.

En cuanto a la administración eclesiástica, hasta 1571 perteneció al Obispado de Lérida y a partir de esta fecha, al de Barbastro.

La iglesia de la Asunción de Mediano, se construye en el siglo XVI coincidiendo con un periodo de auge económico en el que se erigieron un gran número de templos en Sobrarbe. También se erigirían en esta fecha el puente y el esconjuradero (s.XVI-XVII).

Durante varios siglos la iglesia fue la parroquial del antiguo municipio de Mediano, acogiendo la celebración de los oficios y ceremonias. Del mismo modo, el esconjuradero albergó periódicamente rituales para esconjurar las tormentas, las plagas y los malos espíritus.

El puente del Diablo comunicó las dos riberas del río Cinca, incluso en los momentos en los que las lluvias, las tormentas o el deshielo aumentaban en gran manera su caudal.

Según recoge Severino Pallaruelo, los años finales del siglo XIX y primeros del XX trajeron un conjunto de proyectos colosales, pensados con la intención de constituir el mayor sistema de regadío de España en Monegros y Somontano: para ello, Sobrarbe debía convertirse en un gran almacén de agua.
En 1915 comenzó la obra faraónica que se basaba en dos embalses (Mediano en el río Cinca y La Sotonera en el Gállego), dos canales (Cinca y Monegros) que a través de cientos de kilómetros distribuirían las aguas de ambos embalses, y de otros azudes y conducciones complementarias. El embalse de Mediano, en concreto, comenzó a construirse en 1920, a un ritmo lento.

El proyecto volvió a retomarse después de la Guerra Civil y en 1951 se modifica notablemente la idea original: A pesar de que las hectáreas de regadío previstas en la tierra baja disminuyen casi un cincuenta por ciento, la cantidad de agua que debe embalsar Sobrarbe se multiplica por ocho: de un único embalse en Mediano para 100 hm3 se pasa a dos embalses consecutivos que inundarían extensos territorios de Sobrarbe para embalsar 800hm3.

En 1969 concluyen las obras de la central y el pantano lo cubre todo: cuando el último vecino de Mediano tuvo que sacar sus pertenencias y ganado con el agua entrando en casa, comienza una nueva etapa en la que el conjunto de Mediano, y en especial su torre, se convierten en un referente simbólico de la identidad de Sobrarbe, de la resistencia a la despoblación de nuestro territorio, emblema de nuestra memoria histórica y del sentimiento colectivo de esperanza en un futuro más alagüeño.

El 26 de septiembre de 2009, 40 años despues de la inundación, en una jornada simbólica y muy emotiva, se volvieron a colocar por un dia, las campanas en el campanario de la torre de la iglesia y el repiqueo de sus campanas volvió a escucharse en Mediano.