Página principalContactarMapa de la webEnlacesBúsquedasGalería de fotos
turismosobrarbe.comComarca de Sobrarbe

Patrimonio Cultural

Parque Cultural del Río Vero

Patrimonio Inmaterial

El patrimonio cultural inmaterial es la parte intangible de nuestro patrimonio cultural, que se transmite de generación en generación. A continuación describimos algunos de los saberes, fiestas, creencias y actividades tradicionales que componen el patrimonio inmaterial del municipio de Bárcabo:

AGRICULTURA TRADICIONAL


Eras, abancalamiento de laderas mediante potentes muros pétreos, huertos familiares practicados en exiguas terrazas del fondo de los barrancos o cercanos a los recursos hídricos, pequeñas fajas y "articas " ganadas para el cultivo, dependencias auxiliares asociadas a la "casa" y a los sistemas de producción tradicionales son algunas de los indicios materiales rastreables en el paisaje que muestran los diversos sistemas de aprovechamiento del medio propios de las formas tradicionales de entender el medio y relacionarse con él, explotando agrícolamente el territorio.





PASTOREO Y TRASHUMANCIA


El ganado en esta zona, al contrario que en los valles pirenaicos, no bajaban a la tierra baja en invierno. Realizaban un ciclo trashumante más corto que comprendía tres meses y medio en los puertos y el resto del año en los pueblos prepirenaicos.
Las cabañeras son las vías destinadas al tránsito de ganado (vías pecuarias) y en función de su anchura e importancia reciben el nombre de cañadas, cordeles, veredas o coladas. Unen los pastos veraniegos de los puertos de montaña con los pastos invernales del prepirineo y la ribera o tierra baja.
Entorno a ellas se construyeron abrevaderos, descansaderos o mosqueras, majadas, casas de esquileo, casetas de pastor?
En el territorio del Parque Cultural del Río Vero perteneciente a Sobrarbe se adentraba la cabañera que procedía de los valles de Broto, Vió y La Solana hasta Puimorcat. Allí se dividía en dos ramas. Una de ellas llegaba al Mesón de Arcusa y seguía por el Mesón de Potenciana, Collado de Eripol, Hospitaled, y continuaba hacia Colungo.


TRAMPEO DE AVES

Tradicionalmente se utilizaban dos tipos de trampas para la caza de aves pequeñas:
- La trampa de loseta.
- Los chuelos o trampas de trampilla para perdices. Son unas tablillas móviles sujetas por cuerdas a modo de muelles sobre un hoyo en la tierra. Estas tablillas ceden al tomar la perdiz el alimento dispuesto sobre ellas, cayendo el animal al hoyo, y volviéndose éstas a cerrar.


ACTIVIDAD DE HERRERÍA ARTESANAL


Los herreros viajaban de pueblo en pueblo, ocupando el taller o herrería que existía en cada uno de ellos. Una vez habían cubierto las necesidades de los vecinos de una localidad, se dirigían hacia la siguiente.




PRODUCCIÓN DE YESO Y CAL


En Eripol los mayores todavía recuerdan el lugar donde se construían los hornos de yeso, dentro del mismo casco urbano. Uno de estos lugares era en la parte alta del pueblo, bajo el trinquete, junto a un pequeño horno de pan. La piedra para fabricar yeso se extraía de los montes de Olsón y Mondot. En Hospitaled existía un horno de yeso junto a la pared de piedra sin argamasa que cerraba un campo situado en las proximidades de la iglesia. La pared se deshizo hace algunos años y con ello desapareció todo vestigio material del horno de yeso. Este tipo de horno era mucho más simple que el de cal, no requerían labores largas y costosas y se empleaban mucho menos porque el yeso tenía menor uso que la cal en los sistemas constructivos tradicionales.


PRODUCCION ARTESANAL DE MIEL


Por todo el territorio se conservan numerosos arnales que nos hablan de una arraigada tradición local de producción de miel.





PRODUCCIÓN DE CARBÓN


En el entorno se conservan varias zonas de monte que se usaron para este fin. Entre otras, pueden visitarse dos situadas a unos 20 metros del dolmen llamado Caseta de las Balanzas. La última vez que se hizo carbón fue hace unos 50 años cuando talaron el monte de La Selva.

EXTRACCIÓN DE BOLAS DE BOJ O BUCHO

Raúl Giral, en la revista "Tierra Bucho" de junio de 2004, recoge la tradición local de extraer bolas de boj (raíces que tras ser trabajadas se convertían en bolas) para que fueran enviadas a Francia donde serían vendidas para ser utilizadas en el juego de bolos. Al parecer, esta actividad cobró mayor auge a comienzos del siglo XX y tuvo especial incidencia hasta que, en 1936 con la Guerra Civil, finalizó por las dificultades logísticas del momento y por la sustitución progresiva del uso de bolas de madera por las de hierro.
Durante estas tres décadas muchos vecinos de Santa María de La Nuez y Betorz, y en menor proporción, también los de Lecina y el resto de pueblos vecinos se dedicaron a esta actividad, económicamente más rentable que otras.




PRODUCCIÓN Y VENTA DE HIELO

La producción y comercialización de hielo se generaliza a partir del siglo XVI, y sobre todo en el siglo XVII, levantándose gran número de construcciones que se usaron para recoger y almacenar grandes cantidades de nieve.
La nieve era recogida, preparada, transportada, y repartida. Al llegar el otoño, se limpiaban los pozos para comenzar una nueva temporada. Se preparaba el fondo para favorecer el drenaje del agua líquida. Tras las primeras nevadas, se empujaba e introducía la nieve de los alrededores en el interior del pozo, y se compactaba. Terminado el llenado del pozo, se tapaba de forma hermética para evitar que se estropeara el producto. A partir de entonces, comenzaba el proceso de venta y comercialización. En Lecina todavía puede verse el pozo de Balasanz I, restaurado hace escasos años.


FIESTAS



FIESTAS MAYORES DE LECINA


Se desarrollan sin fecha fija a finales de Agosto, entre el 18 y el 24. Se trata de las Fiestas mayores en honor a los Santos Fabián y Sebastián. Se desarrollan los habituales actos religiosos y profanos. Misa mayor con procesión portando los santos, bailes, juegos infantiles tradicionales (cucañas) y adultos (tira-soga), y diversos entretenimientos.


HOGUERAS DE SAN ANTON Y S. SEBASTIAN EN LECINA


En enero los vecinos se congregan en la plaza en dos ocasiones distintas festejando a San Antón y S. Sebastián respectivamente. Se prepara la hoguera y a su calor se charla y se asan patatas. La preparación corre a cargo de los jóvenes.


ROMERIA A LA ERMITA DE SAN MARTIN EN LECINA

Se lleva a cabo en la ermita de San Martín situada bajo el roquedo en el barranco de la Choca, cerca de la confluencia con el río Vero. Se efectúa a finales de agosto a continuación de la Fiesta Mayor y consiste en la celebración religiosa en la ermita y posterior comida campestre en el prado entre el molino y la Choca o en la Fuente de Lecina.

FIESTAS DE ALMAZORRE

Actualmente han trasladado la fiesta de San Esteban al día 26 de agosto.


FIESTAS Y ROMERÍAS DE ERIPOL


La fiesta mayor era para Santa Eulalia, el día 10 de diciembre. La fiesta menor era para San Hipólito que se celebra el día 13 de agosto. La fiesta de San Hipólito todavía se celebra con la costumbre tradicional de repartir Caridad. Antiguamente se repartía Caridad unas 6 o 7 veces al año en torno a las cruces situadas en el término de Eripol. En el pueblo había una Cofradía bajo la advocación de Santa Eulalia.

FIESTAS Y ROMERÍAS DE BETORZ


La fiesta mayor se celebra el día 22 de octubre en que la iglesia celebra a las Santas Nunilo y Alodia. La fiesta pequeña era el día 8 de diciembre, celebración de la Purísima. El pueblo de Betorz acude en romería al Santuario de Santa María la Nuez el domingo de Pentecostés, romería que realiza junto con el resto de los pueblos de la zona. A este santuario acudía también el lunes de Pascua Primera (únicamente las localidades de Betorz y Santa María).

HOGUERA DE SAN ANTONIO EN BETORZ


El día de San Antonio, 17 de enero, se celebra la fiesta de San Antonio de Enero o San Antón, patrón de los animales. La fiesta tiene lugar la víspera, día 16 de enero por la noche, encendiendo una hoguera delante de Casa Broto.


FIESTA DE LA CARIDAD EN BETORZ

La localidad de Betorz acudía a celebrar la fiesta que se celebraba en el monte de Asba el día de la Cruz de Mayo dando Caridad en una cruz existente en el Asba. El rito ya no se celebró a partir de la Guerra Civil de 1936-39.
También la localidad de Betorz contaba con un elemento tradicional que no faltaba en ningún pueblo o localidad: la Cofradía encargada de ayuda mutua entre los habitantes, especialmente en los entierros. En Betorz la reunión para pasar cuentas se realizaba el domingo de Rosario (octubre) y todavía se conserva el libro de Cofradía.


FIESTAS Y ROMERÍAS DE HOSPITALED

La fiesta mayor se celebraba el día 9 de mayo, San Gregorio. La fiesta pequeña era el día 4 de diciembre, Santa Bárbara.

El pueblo de Hospitaled acudía y acude a una romería principal que es la que se celebra en Santa María La Nuez. La gente de Hospitaled también acudía a San Hipólito de Eripol, el día 13 de agosto; en San Hipólito se repartía torta y vino y desde Hospitaled se llevaba trigo.

En el pueblo de Hospitaled se repartía Caridad en otras ocasiones como el día 29 de abril y el día 4 de diciembre, Santa Bárbara, días en los que se repartía Caridad junto a la Cruz de San Antonio situada al lado de la iglesia. El día de San Gregorio, 9 de mayo, daban Caridad junto a la Cruz de San Pedro y San Gregorio.


FIESTAS Y ROMERÍAS DE SANTA MARÍA DE LA NUEZ

Santa María la Nuez celebra la romería más importante de la zona a la que acuden numerosos visitantes de los pueblos vecinos:
Tradicionalmente la romería se celebraba el lunes de Pascua de Pentecostés, pero ya hace bastantes años que la romería se traslada al domingo de Pentecostés. El rito religioso empieza hacía las 12 o 13 horas de la mañana y comienza con una ceremonia de acogida del cura y cruz de Santa María a las cruces de los restantes pueblos. Se continúa con el oficio de la Misa y una vez concluida ésta, se realiza la procesión alrededor de la ermita. A la cabeza de la procesión va la bandera de Santa María, las cruces de los diversos pueblos, el cura, y todos los fieles; en procesión se dan dos vueltas alrededor de la iglesia y de los casales que componen el santuario. Al finalizar los oficios religiosos y la procesión se reparte la torta de Caridad, encargada del reparto es Casa Grasa, de Santa María; los varones de mayor edad son los encargados de llevar los trozos de torta en un cestillo.
La jornada continúa con la comida que se celebra en los alrededores de la ermita. Antiguamente estas comidas se celebraban en el casual ya que algunos de los pueblos tenían una habitación destinada a ello. En la actualidad muchos asistentes celebran la comida al aire libre.


FIESTAS Y ROMERÍAS DE BÁRCABO

Los vecinos de Bárcabo celebran su fiesta mayor entorno al 15 de agosto. El 25 de marzo celebran la Virgen Crespillera con una romería a la ermita de la Virgen de La Sierra.


TRADICIÓN ORAL



LA ENCINA DE LECINA


La carrasca es uno de los símbolos naturales mejor conservados de Lecina, a ella están ligadas muchas leyendas de brujas y tradiciones de esa zona. Antiguamente se sellaban tratos y pactos entre ayuntamientos, ha sido testigo de acuerdos judiciales y bodas dada su gran envergadura y belleza. Actualmente su salud es muy buena y sigue produciendo bellotas abundantes de gran calidad.
Se puede acceder fácilmente a ella, recientemente se hicieron unas obras para que fuera accesible su contemplación para todo el mundo.

Existe una leyenda local que relaciona esta encina con las brujas: Al parecer, las brujas del lugar solían reunirse en un carrascal. En cierta ocasión la carrasca más joven discutía con las otras puesto que no quería servirles de cobijo.
Finalmente, tras el empeño del pequeño árbol, las brujas abandonaron el lugar. Pero antes, concedieron un deseo al resto de encinas: éstas solicitaron que convirtieran sus hojas en oro, cristal u hojas perfumadas.

El viento arrancó las hojas de cristal, los contrabandistas se llevaron las de oro y los rebaños comieron las apetitosas hojas perfumadas. Todas murieron. Sólo la carrasca joven, que se mantuvo tal y como era, sobrevivió convirtiéndose en el majestuoso árbol que podemos ver hoy en día. Sus frutos son tan dulces, que se la conoce como "La Castañeda"




PRÁCTICA DE RITUALES RELACIONADOS CON LA BRUJERÍA

En todo el entorno del Tozal de Asba se han documentado el desarrollo de prácticas rituales relacionadas con la brujería.

Entre otras, tal y como ha recogido Ángel Gari, cabe destacar las dos cuevas que bajo el nombre de "Cueva de la Bruja" se ubican en Santa María de la Nuez y en Eripol. En Lecina se halla la Cueva de la Mezquita, de Lucien Briet o cueva Palomera, que la tradición popular asocia con la práctica de rituales de brujería y aquelarres.
Las leyendas populares, como las recogidas por Raúl Giral Palacio y Javier Valenzuela en "Cuentos y leyendas alrededor del fogaril" en la que recoge que muchas de ellas celebraban sus aquelarres cantando y bailando frenéticamente en la Peña de Asba, junto al puntón.



Una de ellas, asumiendo la jefatura del grupo, adoctrinaba a otras mujeres que acudían para convertirse también en brujas, y les advertía "Cuando acudáis a la Peña de Asba, no debéis llevar ningún santo ni otro signo religioso". Al parecer, en una ocasión subieron varias mujeres que nunca habían asistido a ese tipo de reuniones. Pasaron la noche bailando y celebrando sin interrupción. Al día siguiente, la jefa de las brujas fue en busca de una de las novatas y le propinó una paliza descomunal por haber infringido la norma: sin saberlo, llevaba una aguja en forma de cruz en el pelo, recogiéndolo en forma de moño.

EL TESORO DE DON PEDRO DOMPER DE ERIPOL

Según cuenta la tradición oral, Don Pedro Domper, huye ante la llegada de Franceses o Carlistas (no queda claramente definido en el relato) que teme por su vida. Acompañado por un criado y 4 o 5 perros, sale hacia la Sierra de Sevil. Después de unas horas de huida, los perros comenzaron a ladrar. Poco después fueron rodeados y Don Pedro murió a manos de sus perseguidores en la zona de Cortalaviña.

Lo más interesante del relato viene a continuación, se refiere a la conversación que supuestamente mantuvieron el criado y el amo durante la huida. La tradición oral dice que Pedro Domper le dijo que si pudiera le diría a su mujer donde tenía el dinero. La narración es poco explícita respecto a la conversación mantenida, pero el caso es que poco tiempo después el criado era rico.


CASA DE LA MADRE DE LAS SANTAS NUNILO Y ALODIA EN BETORZ


La tradición indica que Casa Periz era la casa familiar de la madre de las Santas Nunilo y Alodia. Esta casa es un pequeño edificio situado frente a la Herrería, en la calle del medio y una pequeña plazoleta lo separa de la iglesia. Edificio del siglo XIX.

El principal factor de interés de este edificio radica en que los habitantes de Betorz piensan que se trata de la casa donde nació, en el siglo VIII, la madre de las santas Nunilo y Alodia, a su vez naturales de Adahuesca, y como tal la muestran a sus visitantes.

EL ORO DE LA CUEVA DE SOTORRAÑA
Los montes y cuevas de Betorz están rodeados de historias de brujas y de leyendas. Sobre todo el monte de Asba y la cueva de Sotorraña los lugares que forman el paisaje misterioso que conocemos a través de las historias recogidas por D.Peñart, A.Castán o H. Lafoz.

En la obra "Cuentos Altoaragoneses de tradición oral", H. Lafoz (1990) recoge la historia relacionada con Betorz que transcribimos a continuación:
"Tres hombres, que uno era el cestero de Lecina, otro el de Pocino de Bárcabo. Sr. Antonio, otro de Hospitaled de Costa... cuatro, eran cuatro, y otro de Grasa de Santa María, y creyeron que en Sotorraña, siempre decían la cueva de Sotorraña, que había brujas y que había oro, y que era una cueva encantada. Y el cestero, como era tan activo en sus cosas, pues va a Barbastro y buscó dos mujeres adivinas y les decían que sí, que sí había oro; y entonces avisa a todos y él tenía unos caballos y fue a buscar a aquellas mujeres a Barbastro y las subió. Y tenían que entrar a la cueva con una vela cada uno, todos con una vela encendida y no decir nada, nada, nada ...na más hablar ellas. Y ellas llegaron a la orilla que es una cueva que a lo profundo hay un salto así p´abajo y ellas llamaban.
-!Belcebú,capitán de los demonios! Trae esas barras de oro que tienes escondidas.
Y nada, quietos allí. Al poco rato, otra vez:
-!Belcebú,capitán de los demonios! Trae esas barras de oro que tienes escondidas.
Bueno, pasaron ratos y...hasta cinco o seis veces. Y el cestero de Lecina, que era el más tieso y activo, dice:
-! Ya se ha jodido !No nos lo sacarán¡
-¡Ay!, que ya las estábamos tocando-dicen ellas-¡Ay!, ahora sí que se ha fastidiau. ¡Ya no nos lo sacarán!
Les tuvieron que pagar cien pesetas a cada una, de aquellos tiempos, y acompañarlas a Barbastro. Y se quedaron sin oro.
Hoy día hablando con alguna de las pocas personas que viven en el pueblo ,todavía cuentan alguna historia relacionada con la cueva de Sotorraña y las brujas del Asba, historias que vuelven a recogerse en el pueblo de Santa María La Nuez, ya que el monte Asba es el territorio que comparten Betorz y Santa María.

AFORISMOS LOCALES
D.Peñart (1996:132) en su libro monográfico sobre la localidad de Lecina recoge numerosos aforismos y dichos populares conocidos por todos los pueblos del entorno, uno de ellos dice así: " En Almazorre el vino por las bajadas corre, en Hospitaled es bueno para beber, en Bárcabo ni es bueno ni es malo, en Lecina sirve para medicina y en Betorz no tiene gusto ni olor"


FALSIFICACIÓN DE MONEDA EN HOSPITALED


Esta narración ha sido recogida en un artículo publicado en 1998 en la revista Tierra Bucho de la siguiente manera:
"La herrería de Hospitaled tiene su historia y hasta su leyenda, pues en ella se llegó a falsificar moneda durante la guerra de la Independencia. Con ayuda de un francés, traidor a su patria, se hizo el troquelado de las moneas, en tanto que las aleaciones y diseños se efectuaban en las bodegas de una de las casas. Las falsas monedas fueron descubiertas en Barcelona y cuentan que Napoleón montó en cólera y puso precio a la cabeza de los falsificadores.
Entonces, el herrero de Hospitaled se apresuró a llevar los troqueles a una cueva rocosa natural, cuya entrada está flanqueada por las raíces de un árbol casi gigantesco, la cual se prolonga en forma casi rectangular hasta desembocar en una especie de círculo interior, donde continuaron falsificando moneda hasta la terminación de la guerra de la Independencia, sin que fueran descubiertos por persona alguna ajena a sus actividades, según se cuenta en el pueblo.
Aunque de la veracidad exacta de estos argumentos no tenemos sino la tradición oral, de lo que no hay duda, y así lo constatan varias pruebas (una de las cuales tengo en mi bolsillo) es que los moradores de esta Casa (de la Herrería de Hospitaled) continuaron falsificando moneda en el interior de esa cueva hasta principios del siglo XX, en que éstos se marcharon a América"