ARTE RUPESTRE

Enclave:

Círculos de Yermos del Cementerio

  • Localidad :Mediano
  • Municipio :La Fueva
  • Cota :530 m
  • Protección :
  • Secuencia Cultural :Edad del Bronce

DESCARGAS

ENLACES

    Mapa

    Descripción

    Yacimiento de unos 3800m2 de superficie, que se vio afectado por las obras de la carretera y por los trabajos de repoblación forestal. Hasta el momento se han descubierto seis círculos, pero es posible que existan más cubiertos por la vegetación.

    De los seis ejemplares descubiertos, sólo se han excavado dos de ellos, y tan sólo en su parce central, el lugar donde existen más posibilidades de que se hayan producido los enterramientos.

    Se trata de una concentración de seis círculos trazados con piedras clavadas en el suelo.

    El mayor de ellos alcanza los 6m con 60 cm de diámetro.

    Su origen se remonta a la Edad del Bronce, en el periodo comprendido entre el 1.800 y el 700 a.C. Posiblemente perteneció a las gentes que vivían del pastoreo y escogieron el lugar por tratarse de un paso natural entre la montaña y el llano.

    Los resultados de las excavaciones arqueológicas parecen indicar que en este lugar se celebraban rituales funerarios y se enterraban las cenizas de los cuerpos incinerados.

    El arqueólogo Javier Rey afirma que el lugar elegido para la ubicación de esta necrópolis se corresponde con una zona de paso natural entre el Pirineo o zona de montaña y la tierra plana o zona llana del resto de la provincia de Huesca.

    Desde el yacimiento se tiene una buena visibilidad hacia el este, sobre el cauce del río, mientras que al oeste la visibilidad se ve reducida por la presencia de altas montañas.

    Los crómlechs de este yacimiento pertenecen a la tipología más sencilla de este tipo de enterramientos.

    Están formados por la estructura circular de piedras, sin túmulo ni empedrado, y los enterramientos se realizan directamente en un pozo excavado en la tierra, sin cista, ni urna.

    Tampoco aparece ajuar. El ritual funerario respondería a la cremación de los cadáveres de forma previa al enterramiento, seguramente, fuera del monumento funerario utilizando una gran pira funeraria de madera.

    Los ústrinum o lugares destinados a la incineración suelen localizarse en lugares próximos a los círculos para que, una vez concluida la cremación, los restos fueran recogidos y llevados a los crómlechs.

    Fueron enviados al laboratorio dos fragmentos de carbón, procedentes del círculo 1 y 2 respectivamente.

    La prueba de C-14 data la primera muestra entre 759-66 a. C., que se corresponde con un momento final del Bronce Final, según otros, del Bronce Final IIA y B, o según otros, al la cultura del Campo de Urnas.

    Excavación

    Javier Rey Lanaspa