Enclave:

Pradera-Circo de Soaso-Cola de Caballo

  • Distancia:
  • Punto de partida:Pradera de Ordesa
  • Desnivel:450 m
  • Tipo de recorrido:Lineal
  • Tiempo:3 h (ida)
  • Dificultad:Baja, ya que el camino no entraña ninguna dificultad. Sí hay que tener en cuenta la duración total del recorrido.
  • Consejos:

Mapa

Descripción

Nos disponemos a realizar la ruta más conocida y frecuentada del Pirineo. Los paisajes cambian a lo largo del recorrido y las sorpresas se suceden. La gran cascada de Cola de Caballo y la silueta inconfundible del macizo de Monte Perdido nos esperan al final de un itinerario inolvidable e imprescindible.

De la Pradera de Ordesa, junto al punto de información del Parque Nacional, parte el camino que se dirige hacia el este y que se adentra en uno de los hayedos mejor conservados de la cordillera pirenaica.

A tan solo 10´ se llega a una pequeña capilla de madera, en cuyo pedestal se muestra una placa que recuerda que estos valles y montañas cuentan con el máximo reconocimiento de la UNESCO como Patrimonio Mundial, bajo la denominación de "Pirineos-Monte Perdido". De este mismo lugar parte el sendero a la Cascada de Cotatuero.

Continuamos por el camino principal, en progresivo ascenso y siempre hacia el este. La espesura del bosque contrasta con la desnudez y verticalidad de los paredones de roca caliza que cierran el valle, testigos de la acción erosiva que ejercieron sucesivos glaciares en el Cuaternario. Además del sonido constante del río, también escucharemos el canto de diversas aves escondidas en la espesura.
Al realizar la ruta, se recomienda visitar los diferentes miradores desde los que contemplar la belleza de las cascadas de Arripas, La Cueva o el Estrecho (50´).

Después de recorrer un tramo de camino algo más pendiente, el bosque va desapareciendo y el valle se abre. Es entonces cuando aparecen las Gradas de Soaso (2h 30´), denominadas así ya que forman un escalonamiento de sucesivas cascadas. A partir de aquí el camino se estrecha y se hace algo más pendiente. Ascendemos por la ladera describiendo varios zigzags hasta alcanzar el inicio de las extensas praderas en las que resulta fácil observar manadas de sarrios y escuchar los chillidos agudos de las marmotas. La poderosa estampa del macizo de Treserols, presidido por la cima de Monte Perdido (3.355 m), aparece frente a nosotros y nos acompañará hasta el final de nuestra ruta, junto a la inconfundible cascada Cola de Caballo (3h).

 

Consejos

Llevar agua, aunque hay alguna fuente durante el itinerario. No abandonar el camino con el fin de evitar resbalones, caídas y posibles daños a la vegetación.