Enclave:

Aparcamiento de Pineta-Llanos de La Larri

  • Distancia:
  • Punto de partida:Aparcamiento de Pineta, en la margen derecha del río Cinca.
  • Desnivel:280 m
  • Tipo de recorrido:Lineal, aunque también se puede ser de tipo circular.
  • Tiempo:1h 30´ (ida).
  • Dificultad:Baja. Para todo tipo de personas.
  • Consejos:

Mapa

Descripción

La Larri, afluente del río Cinca, es un claro ejemplo de valle glaciar colgado, resultado de la acción erosiva ejercida por los glaciares del Cuaternario. Esta ruta nos permite disfrutar de grandes hayedos, diversas cascadas y extensas praderas. A su vez, y como gran telón de fondo, nos acompañarán las vertiginosas paredes de la cara norte del macizo de Monte Perdido.

El inicio de la ruta se localiza en el aparcamiento situado en la margen derecha del río Cinca. Para llegar a él se debe atravesar un pequeño puente, a unos 100 m antes del Parador Nacional. A la derecha de la oficina de información del Parque Nacional se encuentra el comienza de la pista forestal que debemos seguir, restringida al paso de vehículos. Poco más adelante, diversas indicaciones recuerdan que penetramos en el interior del espacio protegido. Atravesaremos un gran hayedo, dominado por el ambiente fresco y sombrío, lo que dificulta el crecimiento de otros árboles y arbustos.

Tras un suave y cómodo ascenso, con magníficas vistas del circo de Pineta, se llega a una fuente (30´) y junto a ella el puente sobre el río Cinca. Lo debemos atravesar para continuar por el mismo camino, aunque en esta ocasión hacia el noreste.

A medida que se asciende entre bosques, las perspectivas sobre el valle de Pineta son cada vez mayores. Resulta evidente el perfil en "U" del valle, donde su fondo plano contrasta con la verticalidad de las paredes que lo flanquean. Es una muestra clara de la acción erosiva ejercida por sucesivos glaciares del Cuaternario.

Entre hayas y pinos silvestres se cruza un segundo puente, en este caso sobre el cauce de La Larri, desde donde se contemplan varias cascadas. Tan sólo queda recorrer el último tramo de pista para llegar a los Llanos de La Larri (1h 30´). Se trata de otro valle de origen glaciar, hoy tapizado por extensas praderas en las que pasta el ganado durante la primavera y el verano. También se pueden observar manadas de sarrios y escuchar el silbido agudo de las marmotas. Son magníficas las vistas del circo de Pineta, el Collado de Añisclo y las Tres Marías.

El regreso se puede realizar por el mismo camino o bien por otros dos alternativos. Uno de ellos desciende por el sendero marcado como GR 11 y que finaliza en el Parador Nacional. Otra opción es regresar por la pista hasta el puente sobre el barranco de La Larri, ya que junto a él se localiza el inicio del Camino de las Cascadas que termina en el aparcamiento. Si se opta por esta última posibilidad, se debe extremar la precaución, ya que el sendero es muy pendiente y es fácil resbalar debido a la humedad del suelo. Nunca se debe abandonar el sendero.

Consejos

Esta ruta no debería realizarse en invierno, dado el riesgo elevado de aludes.